martes, 20 de octubre de 2015

La cloaca destapada.

                              Palco de Prensa
                                  
Por: Gilberto LAVENANT 

Martes 20 Octubre 2015 .- En Baja California, ya se está convirtiendo en una constante, el que se pongan al descubierto hechos de corrupción, en especial en el nivel del gobierno estatal. Si alguien  percibe malos olores, es porque la cloaca está destapada.

Se mantiene en primer lugar, por presuntos malos manejos de recursos públicos, el controvertido y cuestionado Secretario de Desarrollo Social del gobierno estatal, Ricardo Magaña Mosqueda. Su cinismo es tal, que pese a los señalamientos en su contra, presume abiertamente sus aspiraciones de contender por la alcaldía de Tijuana, en los comicios del 2016.  

A fines del pasado mes de septiembre, al comparecer, obligadamente, ante el Congreso del Estado, se evidenció la forma descarada e irregular con que maneja los recursos de la institución a su cargo.

Los legisladores lo citaron, para que explicara la razón por la cual, dispone de presupuesto millonario, y sin embargo ha aumentado la extrema pobreza en la entidad. En especial, el hecho de que paga una millonada a las empresas aseguradoras, para garantizar las prestaciones que ofrece, a través del Programa de la Mano Contigo, y los supuestos beneficiarios, reciben casi limosnas.

Se recuerda que, tratando de eludir los cuestionamientos, llevó paleros al recinto legislativo, para fastidiar a los diputados. Supuso que nadie detectaría las irregularidades, pero “lo agarraron en la maroma”.

De los 180 millones de pesos, con los que arrancó en el 2014, el  Programa de la Mano Contigo, se  entregaron 118 mil tarjetas, de las que se supuestamente se beneficiaron 472 mil personas, comprendiendo  hasta 4 miembros de familia por tarjeta.

De esos 180 millones, se erogaron 42 millones 480 mil pesos,  vía seguros, pero las primas reales  pagadas a los beneficiarios, según datos de SEDESOE, solo alcanzaron 1 millón 275 mil  pesos. La gran ganancia,  fue para la empresa aseguradora  de las tarjetas De la Mano contigo, por la cantidad de 41 millones 205 mil pesos.

Pese a los “pelos y señales” de tales irregularidades, nadie fincó responsabilidades al citado funcionario estatal. La Contraloría, a cargo de Bladimiro Hernández, hizo como que no se enteró de esto. El Gobernador Kiko Vega, ni tiempo tuvo para enterarse, pues más que jefe del ejecutivo estatal, parece agente de viajes. Apenas regresa de un viaje, y de inmediato inicia otro.  Además, podría decir que confía en sus colaboradores y es da plena libertad para “el desempeño de sus funciones”.

Pero, como dicen : “cuando el gato sale, los ratones hacen lo que quieren”.
  
El tema a tratar este día, es otro, en donde de nueva cuenta aparece como protagonista principal, el titular de Sedesoe, Ricardo Magaña Mosqueda.

En diciembre de 2014, Marías de la Luz Elena Picos Aguirre, denunció al citado funcionario, ante Manuel Montenegro, Auditor Superior de Fiscalización del Estado.

El hecho es de que en tanto que estaba restringiendo, limitando o negando apoyos económicos, a organizaciones no gubernamentales, Magaña Mosqueda “regalaba” cuantiosos recursos, a instituciones privadas, algunas de ellas de carácter deportivo o social, que no reunían requisitos para ello.

Casi un año después de haber recibido dicha denuncia, el Orfis confirma las irregularidades. Mediante oficio de fecha 30 de septiembre del 2015, el auditor superior comunica el resultado de la investigación a Bladimiro Hernández, Contralor Estatal, para que proceda como corresponda, fijando un plazo improrrogable de 10 días, para que informe sobre “los correctivos” aplicados.

Casi es seguro, que la mentada Contraloría Estatal, ni siquiera se tomó la molestia de llamar la atención a Magaña Mosqueda, pese a que los hechos denunciados implican daño patrimonial a la Secretaría de Desarrollo Social del Estado. Debió reclamar que reintegrara los recursos desviados, suspenderlo en sus funciones de titular de la Sedesoe e incluso denunciarlo penalmente, porque el desvío de recursos públicos, puede ser encuadrado dentro de la figura del delito de peculado.

Es obvio, que el Contralor, Bladimiro Hernández, no aplicará –como ha ocurrido con otros funcionarios- sanción o correctivo alguno a Magaña Mosqueda, en tanto que es uno de los principales operadores políticos del PAN y de los consentidos del Gobernador Kiko Vega.

El Auditor Superior de Fiscalización, Manuel Montenegro, envió copia, a otros funcionarios, del escrito mediante el cual comunicó formalmente al Contralor, las irregularidades imputadas al titular de Sedesoe.

Por ejemplo, dió copia a la diputada priísta Nereida Fuentes González, Presidenta de la Comisión de Fiscalización del Gasto Público, así como a la diputada panista Rosalba López regalado, Presidente de la Comisión de Hacienda y Presupuesto del Congreso del Estado, que en otros casos, se han mostrado sumamente celosas y exigentes del buen manejo de los recursos públicos. Pero en este caso, no han dicho nada. Olvidan aquello de que “tanto peca el que mata la vaca, como el que le agarra la pata”.

La cloaca del gobierno estatal, está abierta. Pero pareciera que nadie se ha dado cuenta de ello. Tal vez están tan acostumbrados a andar entre la cochinada, que no han percibido los fétidos olores de la corrupción. O tratan de demostrar que son excelentes políticas y que tragan cochinada, sin hacer gestos.      
                                                                                             gil_lavenants@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario